CURSO GRATUITO EN CIBERSEGURIDAD PARA JÓVENES

La Fundación Altius es una de las entidades seleccionadas para el desarrollo del  programa “Profesionales Digitales Empleo Joven” que promueve el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a través de Red.es

Se abre la inscripción para los jóvenes que quieran participar en el primer curso gratuito que la Fundación Altius va a proporcionar en el marco de este proyecto.

Se trata de cursos GRATUITOS EN CIBERSEGURIDAD dirigidos a jóvenes desempleados inscritos en el Sistema Garantía Juvenil de 150 horas de duración teórica más 100 horas de prácticas en empresas. Los cursos cuentan, además, con un 30% de compromiso de contratación de los participantes.

El curso está destinado preferiblemente a jóvenes con experiencia y/o titulación en el sector de la informática y se impartirá en Madrid.

Si necesitas más información puedes proporcionarnos tus datos pinchando aquí y te enviaremos la programación completa del curso.

También puedes informarte llamando al 912224050 o escribiendo un e-mail a Catia Rinaldi: crinaldi@fundacionaltius.org

Sede de la Fundación Altius Francisco de Vitoria:

Ronda de Segovia 34, 28005 MADRID, metro Puerta de Toledo.

Más información sobre el programa Profesionales Digitales de Red.es aquí 

EL APOYO PSICOLÓGICO HA SIDO CLAVE PARA JAVIER

Javier tiene 47 años, llegó a la Fundación Altius a través de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid donde había acudido al haber agotado todas las prestaciones y ayudas.

La derivación de Servicios Sociales determinó su entrada en el programa de Altius con el que, además de acompañarle en la búsqueda de empleo, la situación económica de la familia requería apoyo en la cobertura de necesidades básicas de alimentación.

Abordar la crisis personal

Pero además de dificultades en el aspecto económico, en muchas ocasiones es el estado psicológico lo que necesita una atención prioritaria para emprender en las mejores condiciones el proceso de encontrar empleo.

Es el caso de Javier, que estaba totalmente desesperanzado:

“Llegué a la Fundación Altius muy mal anímicamente, por mi edad me rechazaban en muchas selecciones y eso  te hace polvo el ánimo.

Desde el primer momento me atendió una coordinadora que ha estado conmigo todo este tiempo, casi doce meses. Eso ha sido fundamental, me ha apoyado mucho, me ha animado a ir a ofertas de trabajo, me marcaba los pasos que tengo que seguir y eso te ayuda a que no pares.

También me sirvieron mucho los talleres que imparten para ponerte al día en cómo buscar empleo en internet, para trabajar en la motivación, en la autoestima, que es lo que más falta me hacía”.

Para los técnicos de empleo de Altius esta es una de las áreas más determinantes de las que hay que ocuparse. Los beneficiarios se encuentran por lo general poco motivados, con la autoestima muy baja y en la mayoría de los casos no cuentan con habilidades relacionadas con la búsqueda de empleo a través de nuevas tecnologías ni ven claro como reconducir su búsqueda a otros sectores laborales.

Reciclarse a través de la formación

Durante el desarrollo de acompañamiento de Javier, su itinerario de inserción laboral, le recomendamos hacer un curso de formación que enriqueciera su currículum vitae y le proporcionara especialización.

Me alegro de haber hecho el curso de Comercio y Atención al cliente, estar en contacto con la gente, el profesor que nos motivaba mucho, entablas una amistad con personas que están en tu misma situación y sabes que puedes contar con ellos, tienes la sensación de ayuda por gente que no conocía.

Fue gracias a las prácticas que realizamos en Bricomart donde por fin conseguí acceder al mercado laboral, te da la oportunidad de que la empresa te conozca y la edad no fue ningún obstáculo, es un trabajo que me gusta mucho porque yo ya había trabajado de cara al público en tiendas, en hostelería, es  lo que se me da bien. Les gustó mi forma de trabajar y al final me contrataron.

Ahora está en mi mano mantener el trabajo, o al menos ya sé que cuento con más recursos para ponerme a buscar si tuviera que volver a ello”.

Quiere dar las gracias a la Fundación Altius

“Estoy muy agradecido a la Fundación y sé que están ayudando a mucha gente, yo me veía sin posibilidades de nada y ahora estoy trabajando, no creo que lo hubiera conseguido yo solo porque estaba muy mal.

Por supuesto  también me ha ayudado mucho el tema de los alimentos, ha habido momentos en los que no he tenido ningún ingreso y me ha salvado en parte lo que me daban aquí”.

Lourdes nos cuenta su experiencia como voluntaria en Altius

Este año ya son más de 60 los voluntarios que han estado con nosotros para colaborar en los  proyectos de apoyo en necesidades de alimentación  a familias.

Su procedencia, edad o situación personal es muy diferente pero todos comparten la ilusión y las ganas de ayudar a los demás. Lourdes es una de estas personas voluntarias y quiere compartir con vosotros su experiencia en la Fundación Altius.

Así conoció la fundación

“Vivo al lado de la sede de la Fundación Altius, pasaba por aquí pero con las prisas ni me fijaba, imaginaba que sería una ONG o algo parecido pero nada más. Todo cambio cuando me quedé sin trabajo. De un día para otro pasé de no tener tiempo a encontrarme sola en casa sin saber qué hacer.

Entonces una amiga que ya colaboraba con Altius me animó a dar el paso, así que presenté allí para decirles simplemente que quería ayudar. La acogida fue estupenda desde el principio, me siento muy a gusto aquí, el trato humano es maravilloso, los voluntarios tenemos una relación muy buena”.

Su primer voluntariado

“Es la primera vez que hago algo así y estoy encantada, animo a los demás por la satisfacción que supone. Siendo realistas, creo que es importante que una actividad como esta te aporte también algo a nivel personal.

En el momento que estoy, después de estar trabajando mucho sin disponer de apenas tiempo, de repente me vi en una situación totalmente contraria, me sobraba tiempo y no solo eso, tenía la necesidad de estar con gente, me preocupaba cómo gestionar el cambio de vida que estaba atravesando, necesitaba hacer algo pero que me motivara, creo que es importante hacer cosas que te sumen, si no supone un esfuerzo añadido que no siempre sale bien”.

Muy contenta con la experiencia

“Estoy encantada con toda la gente que estoy conociendo aquí, además he aprovechado para contar con la orientación del equipo de empleo de la Fundación Altius, me están ayudando para encontrar trabajo, lo primero que he hecho es inscribirme en el Programa Incorpora.

Lo que hago es ayudar en la organización de menús y entrega a las familias con las que a veces trato directamente. En cualquier caso diría que lo que yo recibo es más que lo que doy, porque me está ayudando mucho estar ocupada, después de años trabajando 12 horas al día te asusta enfrentarte a la inactividad”.

Oportunidad para conocer una entidad social por dentro

“Estando aquí veo que  la ayuda se materializa de verdad, a veces tenemos la duda de si lo que damos a una institución llega, ahora sé que la ayuda llega a gente que realmente lo necesita”.

MÁS TIEMPO DE ATENCIÓN A LAS FAMILIAS EN DEL PUNTO DE ENCUENTRO FAMILIAR MARIAM SUAREZ

 

 

 

 

 

 

 

El Punto de  Encuentro Familiar, un recurso social especializado impulsado desde la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, es uno de los servicios que se ofrecen en el Centro de Apoyo y Encuentro Familiar que gestiona la Fundación Altius que ya ha atendido a más de 4.000 familias en los últimos cuatro años.

Desde el mes de diciembre, las familias podrán acudir este servicio en un horario de atención más amplio y con más recursos de personal especializado para dar respuesta a la demanda transmitida por muchos de los padres y madres.

Los beneficiarios del servicio son niños y niñas que por circunstancias relacionadas con procesos de separación, divorcio o medidas de protección, no conviven con uno o ambos progenitores y su objetivo es garantizar su derecho a relacionarse con sus padres y/o familiares.

El Centro de Apoyo y Encuentro Familiar Marian Suárez presta una atención integral dirigida a superar, desde las diferentes disciplinas y de forma complementaria, las dificultades a las que se enfrenta la familia a lo largo de su ciclo vital: psicología, derecho, trabajo social, educación social y mediación familiar.

Tiene una orientación claramente preventiva y otra de intervención, dirigida a impulsar la comunicación, la convivencia y el bienestar, potenciando al máximo la función protectora, educadora y socializadora de la familia.

CUATRO AÑOS ESPERANDO UNA OPORTUNIDAD

Juan percibe la Renta Mínima de Inserción porque no cuenta con ningún tipo de ingreso, se trata de una ayuda pública para personas que se encuentran al borde de la exclusión social.

Desde enero de 2017, la Fundación Altius está acompañando en la búsqueda de empleo a 60 personas perceptoras de la Renta Mínima derivadas por los Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid de los que más de un 50% han conseguido, en este tiempo, un contrato de trabajo.

Se trata de casos muy complicados, por lo general con situaciones de desempleo de larga duración, que afectan muy negativamente en el ánimo de la persona para continuar buscando trabajo.

La Fundación realiza con ellos una exhaustiva labor de orientación y seguimiento, talleres motivacionales y cursos de formación que les ayuden a reciclarse y a tener más posibilidades de inserción, además les presta apoyo para la cobertura de sus necesidades básicas con la entrega de menús para llevar a casa y cestas de alimentos.

Juan nos cuenta el duro camino que lleva recorriendo para encontrar un trabajo estable desde hace más de 4 años. Este madrileño de 55 años nos sorprende porque a pesar de todo lo que está viviendo, desborda optimismo, se mantiene fuerte y acude puntualmente a la Fundación Altius para la recogida de alimentos y seguimiento de su orientadora de empleo.

La edad el gran obstáculo

“Yo era albañil, trabajé en la misma empresa durante 25 años, pero con la crisis se acumularon las deudas y la empresa cerró, eso fue hace más de cuatro años, desde entonces solo he podido encontrar algún trabajo temporal, de jardinero, vigilante, pero sin continuidad.

Tengo claro que no me contratan por mi edad, parece que hoy en día tener experiencia no sirve para nada,  solo se fijan en la edad”.

Situación económica y social crítica

“Ahora lo que ingreso es el RMI, ya me deniegan el paro, aunque el RMI cuando trabajas te dan de baja, y tienes que volver a darte de alta, como los trabajos que hecho son por poco tiempo, hay temporadas que hasta que te vuelven a dar de alta te quedas sin ningún tipo de ingreso. Lo que más me preocupa es no poder pagar el alquiler, quedarme en la calle, ahora estoy compartiendo habitación.

Con la comida me voy apañando, me ayuda mucho lo que me dan aquí, en Altius.

Tampoco puedo tirar de familiares para que me ayuden, aunque tengo hermanos no están en Madrid y con algunos no tengo una buena relación, a mi madre mucho menos, se disgustaría mucho, no le cuento nada de cómo estoy, si estoy mal menos todavía”.

Acompañado por Altius

“Todo este tiempo estoy pendiente de ir a la oficina del paro, de si me llaman para algún curso, pero de momento poca cosa.

Aquí  en Altius voy haciendo talleres para mejorar mis condiciones, pero a lo que más me ayudan es a moverme con las pautas que me van dando, me buscan ofertas de trabajo en las que puedo tener más oportunidades, me mandan a entrevistas, por ejemplo hace unos días estuve en una empresa de limpieza

No se puede comparar a la oficina de empleo, en Altius la verdad que es otra cosa, están más pendientes de llamarte, de mandarte a ofertas de empleo y el trato no tiene nada que ver, te conocen”.

Comprometido y esperanzado

“Sé que no se pueden hacer milagros, entiendo que en la Fundación hacen todo lo posible.

No he perdido para nada la esperanza, aquí te ayudan a encontrar trabajo pero es necesario que nosotros pongamos de nuestra parte, que nos comprometamos a seguir los pasos que nos marcan, con buena actitud, para eso también me ayudan aquí.

Yo sigo sin parar de moverme, lo único que pido es un trabajo por ejemplo de conserje hasta la jubilación, eso sería la mayor alegría.

No me puedo permitir estar mal, sea como sea hay que seguir”.

FAFV © Copyright Centro de promoción social Fundación Altius Francisco de Vitoria - Diseño por: Departamento de comunicación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies